Gana con las imágenes perfectas para tu negocio

Gana con las imágenes perfectas para tu negocio

El 83% del aprendizaje humano es visual. Esto significa que cada imagen en tu negocio digital puede enseñarle a tus potenciales clientes algo importante sobre tu compañía.


El visitante de un negocio web normalmente da una mirada y si no le gusta lo que ve, se va. Tus visitantes formarán una primera opinión de tu empresa fundamentalmente por lo que vean.


Cuando crees tu negocio digital, asegúrate de utilizar fotos reales y de buena resolución, de modo que tus visitantes vean de inmediato la calidad de tus productos.


Para asegurarte de estar usando las imágenes correctas en tu negocio web, asegúrate que tenga imágenes de buena resolución y de alta calidad.


Cuando un visitante hace clic en tus fotos, las imágenes deben poder expandirse manteniendo el foco y la buena resolución. Si usas un/a modelo para exhibir tu producto, ponle detrás un fondo contrastante, de modo que el producto se destaque.


Para algunos negocios puede ser beneficioso mostrar un portafolio de trabajos que incluya detalles muy precisos de los productos. En esos casos, quizás se justifique contratar a un fotógrafo profesional.


Procura elegir fotos con colores que se complementen con los que has usado para el diseño de tu sitio y que reflejen el estilo de tu marca.

Una buena opción para las empresas de servicios es la de usar fotos de personas reales. Pueden ser tus empleados, clientes satisfechos dando sus testimonios o tú mismo y tus socios, sonriendo a cámara en la sección “Nosotros”.


Otra estrategia inteligente en lo que a imágenes de tu sitio se refiere es usar tus propias fotos.


Utilizar fotos que fueron creadas específicamente para tu negocio ayudará a dar un aire de autenticidad a tu sitio web. “Auténtico” no significa “cualquier cosa sirve”. Tus fotos, de todos modos, deben tener siempre alta calidad y verse profesionales.


Si vas a usar imágenes que otras personas tomaron de tu negocio, asegúrate de contar primero con su permiso. Aunque las hayas visto en la web, legalmente, se considera que éstas son propiedad intelectual del fotógrafo o fotógrafa.


Ahora, ¿qué ocurre si no tienes tus propias fotos? Puedes evaluar la compra en bancos de imágenes como Getty o Corbis. De todos modos, en esos casos, procura elegir imágenes que no resulten demasiado artificiales y no desentonen con el resto de tu sitio.


Revisa los términos y condiciones de imágenes que no sean de tu propiedad. Algunas exigen pago de licencias y regalías aunque, otras, (como las de dominio público) pueden usarse libremente. En cualquier caso, incluso si usas imágenes “gratis”, lee siempre la letra chica. Si tienes dudas, pregunta.


Tus imágenes deben tener el tamaño adecuado. Aunque no hay una regla fija, debes tratar de que tus archivos de imagen no excedan los 100 KB. También es buena idea no poner más de 5 imágenes grandes por página, de modo que tu sitio web no demore mucho en cargar.


Además de verse auténticas y ser de alta calidad, tus imágenes deben tener el tamaño adecuado.


Siempre puedes reducir el tamaño de una imagen, pero no al contrario. Si tomas una imagen pequeña y la estiras para que ocupe un espacio mayor, probablemente se vea borrosa, distorsionada y tan pixelada como un videojuego de los 80.


Es importante que tus imágenes sean JPGs, GIFs, o PNGs. Si no lo son, conviértelas exportándolas y volviendo a salvarlas en tu computadora o usando un convertidor en línea como ConvertMyImage.com


Asegúrate de que la calidad de tus imágenes también sea consistente. Por ejemplo, usa el mismo fondo y estilo para las fotos de “Bio” de todos tus empleados.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recomendaciones para ti

Cargando…